martes, 5 de septiembre de 2017

¿Y si dejamos de poner la venda antes de que se haga la herida?


Este verano he sido muy crítica conmigo misma. Sobre todo he criticado, y mucho, una faceta de mi papel como madre. Pero el mío y de casi todos los padres que me rodean. Quizá es que he tenido tiempo para reflexionar o quizá es porque ya estoy un poquito hartita de niños tiranos, exigentes y egoístas. Y no estoy descalificando a ningún niño ajeno. Son adjetivos descalificativos (me vas a permitir el palabro) que perfectamente se pueden atribuir a la Princesa. La culpable no es la niña. Los culpables somos su padre y yo, y todos aquellos que le hacen la vida tan fácil.
No sé en que momento nos hemos agilipollado  vuelto locos y hacemos cualquier cosa para poner la venda a nuestros hijos antes de que se hagan la herida. Y en lugar de protegerles les estamos convirtiendo en personas tremendamente demandantes, intransigentes e insaciables.
¡Qué flaco favor les hacemos cuando vamos al cine porque si, a comer/cenar fuera, a tomar algo sin nada que celebrar y, lo más importante, si explicarles que aunque cualquiera de esas acciones son ordinarias en la vida que llevamos, en el fondo son extraordinarias.  Porque el dinero no crece de los árboles (por muy verdes que sean los billetes de 100 €), porque comer siempre pasta puede tener secuelas en tu organismo y porque mamá y papá trabajan mucho como para que les apetezca seguir jugando después de cenar.
Si no nos plantamos y decimos no una mil veces, si no dejamos que se caigan para ponerles la tirita con razón, si no dejamos de hacer lo impensable para que no se aburran, en definitiva, si no dejamos de anteponernos a sus necesidades, no sé si serán o no unos niños felices, pero lo que tengo claro es que serán unos adultos desgraciados porque no habrá nadie que les ponga la red cuando tengan que subirse al trapecio. 

¡¡¡FELIZ MARTES!!!  

lunes, 28 de agosto de 2017

Cómo afronto la vuelta a la rutina


Hoy vuelvo a la rutina. Ayer regresamos a casa después de mes y medio de veraneo (que no de vacaciones). Y la primera bofetada me la dio la Princesa nada más bajar del coche: "Mamá, aquí no huele a campo". ¡Qué gran razón! Y el pájaro carpintero que nos ha dado los buenos días durante todo el verano ha sido sustituido por el claxon de un coche. Pero aún así, estoy dispuesta a vivir intensamente este otoño y disfrutar de cada uno de sus días (y eso que no es una estación que me apasione).
Siendo un verano muy divertido, sin grandes planes pero si con enormes momentos, muchos han sido los acontecimientos a mi alrededor que me han hecho darme cuenta de que la felicidad consiste precisamente en eso. En pequeños momentos que te hacen esbozar una sonrisa cuando los recuerdas. 
Y con ese espíritu afronto la vuelta a la rutina. Con la intención de disfrutar cada uno de las pequeñas cosas y momentos que me  hacen feliz. No todo es malo, piénsalo. Y si ves que nada te llena, cambia de vida porque solo se vive una vez y no podemos desaprovechar ni un solo segundo. 

¡¡FELIZ LUNES!!

viernes, 25 de agosto de 2017

Viernes dando la nota Summer Edition Mudo: Vivir sin miedo





No quiero que nadie me quite mi libertad. No quiero vivir con miedo



jueves, 24 de agosto de 2017

La Receta: Lentejas rápidas y light de la abuela


¿Qué hace una abuela cuando sus nietos le piden que hagan de comer lentejas un caluroso día de verano en el que el termómetro no baja de los 35 grados? Pues lentejas. Si, eso es lo que hemos comido hace un par de días. Como dato te diré que después de comer yo me tuve que dar una ducha de la sudada que tenía. Y eso que estas lentejas prácticamente no tienen grasa. A los niños les encantan y a mi me encantan que les encanten. Te dejo la receta: 

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 2 frascos de lentejas cocidas
  • 50 grs. de jamón serrano cortado en taquitos
  • Media cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 patata
  • 2 pastillas de caldo de carne
  • 1 cucharada colmada de harina
  • Aceite
  • Pimienta

PREPARACIÓN

En una cacerola se pone litro y medio de agua, con las pastillas de caldo, dos dientes de ajos (sin pelar) y la mitad de la cebolla cortada en trozos pequeños. Se pone a fuego bajo mientras picamos el resto de la cebolla y reservamos. Calentamos en una sartén una cucharada y media de aceite. Cuando coja temperatura, freímos el jamón y lo incorporamos al agua evitando que caiga el aceite porque en él pocharemos la cebolla que teníamos reservada. Cuando la cebolla esté transparente, echamos la harina y esperamos a que se tueste, moviéndola de vez en cuando. Mientras, en un mortero, machacamos el ajo que nos queda, con la pimienta (al gusto). Una vez machado, rellenamos el mortero con agua, juntamos todo bien, y lo echamos a la cacerola que teníamos en el fuego. A continuación, pelamos la zanahoria y la cortamos en trozos pequeños y la incorporamos a la cacerola. Es el momento de las lentejas. Las sacamos del frasco, las lavamos bien en un escurridor y reservamos. Después, hacemos con la patata lo mismo que hemos hecho con la zanahoria e incorporamos finalmente las lentejas. Con todos los ingrediente en la cacerola, dejamos cocer. El tiempo nos lo dará la zanahoria. Cuando esté blanda, ya estarán listas las lentejas. 
Parecen laboriosas, pero de verdad que no lo son. En media hora puedes tener unas lentejas ricas, ricas y sobre todo saludables. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

martes, 22 de agosto de 2017

Algunos españoles no tienen memoria


Qué efímera es la memoria cuando nos interesa. Yo, por suerte o por desgracia, tengo muy buena memoria y voy a refrescar algunos hechos para aquellos que tienen lagunas históricas que, por lo general, también sufren de incontinencia verbal.
Para empezar os recordaré que España fue un país de refugiados.Y no receptor, precisamente, sino emisor. La Guerra Civil provocó que miles de españoles huyeran a otros países, prácticamente con lo puesto, en busca de una nueva vida. La forma de llegar no era en patera, pero si a pie o hacinados en trenes. Sin ir más lejos a Francia llegaron más de medio millón. Alemania, México, Cuba, Chile, Argentina o Venezuela fueron otros de los destinos forzosos de nuestro pasados.
Ahora es España la que acoge y parece que molesta. "Es que traen enfermedades", he llegado a leer por ahí. Como que los españoles de antaño iban en trenes de primera y oliendo a colonia "Álvarez Gómez". Quizá es que de eso ya ha pasado casi un siglo y nos pilla lejos. 
Pero avancemos en el tiempo: 2010.  La banda terrorista ETA (españoles pese a que piensen lo contrario) atenta en Francia contra un brigada de la policía francesa causándole la muerte. Llegado a ese punto, el país vecino no solo nos ayudaba a vencer al terrorismo sino que encima tenía que sumar una víctima. Entonces no se oyó ninguna voz que pidiese la expulsión de todos los españoles de Francia, no nos convertimos todos en terroristas. Ahora es al contrario y en estos días he leído y escuchado bastantes barbaridades a este respecto. "Fuera todos los moros" sería la frase que mejor resumiría estas opiniones. Y, sinceramente, me avergüenza pertenecer a una sociedad así, tan populista, que generaliza tan alegremente sin pararse a pensar que el problema no son los "moros" asentados en España. Porque nuestro país no es el objetivo. No hay que olvidar que son 34 las nacionalidades de las víctimas. Es más, expulsar a todos los musulmanes como solución contra el terrorismo es como si hace 10 años a los españoles nos hubieran prohibido la entrada a otros países por terroristas. Una atrocidad, ¿verdad? Pues lo mismo que están haciendo los que señalan a todos los musulmanes del mundo como miembros del ISIS o Daesh, que son los que están causando el terror en el mundo.
Así que antes de hablar, opinar o dar soluciones a este grave problema que afecta a Occidente, lo mejor es pararse a pensar, bucear en la historia y respetar a los que saben, entienden y están trabajando en ello. Nuestro papel, como inexpertos y padres, es educar a nuestros hijos para que sean personas de mundo, con la mente abierta y  con el firme propósito de vivir en paz. Y como ciudadanos, conseguir una sociedad que impida que esos jóvenes, que un día fueron unos niños normales, pierdan la cabeza como lo han hecho estos terroristas. 
¡¡¡FELIZ MARTES!!
(pese a todo)

lunes, 21 de agosto de 2017

Niños, ¿si o no?

Ya está  bien, hombre. Ya está bien. No aguanto un día más sin opinar sobre este tema. Mucho se ha escrito sobre ello y si bien hace unos meses pensaba que no estaba mal que en algunos lugares se impidiera (no me gusta la palabra prohibir) la entrada de menores, hoy tengo otro concepto. Hoy sigo pensando lo mismo (afortunadamente frente a los hoteles/terrazas/bares niñofóbicos hay muchos más que no lo son) pero la restricción no iría contra los niños en si, sino contra sus padres. Los niños, niños son y no entienden de modales, saber estar o normas de convivencia o cortesía. Ya lo irán aprendiendo. Pero sus padres si o deberían saberlo. Por lo tanto no es cuestión de cargar contra el niño sino contra los padres. Este verano he tenido que soportar a una madre que, obligada a madrugar por su retoño, se ha encargado de que el resto de vecinos también lo hiciésemos. De verdad que, aunque madrugador, el niño es un bendito pero su madre una gritona. En este caso, ¿cargamos contra el niño o con la pesada de su madre? Y qué hablar de los que se van de terrazas y mientras sus hijos están tranquilos, ellos hablan COMO SI HUBIERAN COMIDO UN ALTAVOZ!!!!!! Este mismo verano fuimos con la Princesa a cenar a un restaurante de Madrid y nadie se enteró de que una niña estaba allí. No puedo decir lo mismo de las chicas de la mesa de al lado.
Ya están bien de prohibir. ¡¡Prohibido prohibir!! 

¡¡¡FELIZ LUNES!!!

miércoles, 19 de julio de 2017

Hoy toca médico: ¡Qué caca de caca!

Tras el éxito y las numerosas cuestiones suscitadas con el post del estreñimiento,  y aprovechando que tenemos a mano al Doctor Anónimo (especialista en aparato digestivo) vamos a aclarar algunos mitos y leyendas urbanas relativas a la caca (en todas sus acepciones) y dar respuesta a alguna de las preguntas más comunes que le llegan a su consulta, sin tener necesidad. Allá vamos:
1.- ¿Ayuda al estreñimiento beber un vaso de agua en ayunas? Falso o verdadero. Depende de cada uno. No hay evidencia científica de que esto funcione y como malo no es, si te va bien, ¡adelante!. Si tú lo haces y vas como un reloj, ¡felicidades! Pero si a tu vecina si y a ti no, que haya calma que no tienes nada extraño. 
2.- "Doctor, vengo a verle porque de siempre voy de vientre hasta 3 y 4 veces al día ¿qué tengo?" Pues mucha suerte porque evacuar a menudo, a no ser que sea diarrea, no es síntoma de nada malo sino de un fantástico tránsito intestinal. Otra cosa es que la frecuencia aumente significativamente de un día para otro y por un tiempo prolongado. Entonces no está de más que se lo comentes a tu médico de familia.
3.- "Tengo la digestión rápida y en cuanto como tengo que ir al baño": Verdad a medias. Que no cunda el pánico que no eres un muñeco Baby Born pero si que tienes lo que se llama reflejo gastrocólico, que no es malo. Simplemente cuando ingieres alimentos, tu aparato digestivo se pone a trabajar más intensamente (recuerda que la digestión nunca se para), y al expandirse las paredes del estómago se produce un aumento de las contracciones del recto que es lo que te provocar ir al baño. 
4.-La lectura y el váter no son compatibles. ¡Quién lo iba a decir! ¿Quién a falta de una buena lectura no se ha leído hasta el modo de empleo del champú a tu alcance? Pues parece ser que eso es lo máximo que puedes leer. La postura que adquieres cuando tienes una lectura prolongada en el váter no te lleva más que a tener más posibilidades de tener hemorroides. Así que tu paso por el trono tiene que ser rapidito y para leer lo mejor, un buen sillón.
Y creo que con esto dejo zanjado el tema caca, que ¡¡ya está bien!!

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!   

martes, 18 de julio de 2017

Suelo pélvico y menopausia


Mucho se habla del suelo pélvico antes, durante y después del embarazo y poco en la menopausia. No nos debemos conformar con las pérdidas de orina, al más puro estilo Concha Velasco, como algo inherente a la menopausia. No,  me niego en rotundo. Si que es cierto que en esta etapa el suelo pélvico se ve afectado, pero se puede poner remedio. Vayamos por partes.
Como ya te conté la semana pasada,  la falta de estrógenos afecta directamente a la formación del colágeno, presente en los tendones que nos ayudan a mantener firme el suelo pélvico. Eso, unido a la pérdida de masa muscular y que la elasticidad de los ligamento de la zona va en aumento, por el paso de los años y los posibles embarazos, hace que el suelo pélvico pueda llegar vapuleado al climaterio.
Esa situación conlleva algunos efectos secundarios que pueden afectar notablemente a nuestra calidad de vida. Estos son incontinencia urinaria, molestias, desprendimiento de los órganos intraabdominales (prolapso),  e incluso disfunciones sexuales, de las que ya hablaré más adelante.
Llegado a este punto, ¿se debe dar una por vencida y abonarse a las Tena Lady de turno? No. En alguno casos, desgraciadamente, esa o la intervención quirúrgica son las únicas soluciones para resolver el problema. Pero para no llegar a ello es vital fortalecer el suelo pélvico a lo largo de tu vida fértil y más si cabe en la menopausia. Pero ¿cómo? Te voy a dar algunos ejercicios que a mi me van muy bien:

1- Ponte tumbada en el suelo, con las piernas ligeramente flexionadas y separadas y lo pies apoyados completamente en el suelo. Coloca las manos sobre el vientre y contrae el suelo pélvico. Si notas cómo se cierran los esfínteres (uretra, vagina y ano), cómo se elevan la parte inferior del abdomen y sientes cómo se levantan los órganos de la zona, es que lo estás haciendo bien. Mantén esa contracción durante 5 segundos mientras respiras pausadamente.Para que sea efectivo, deberás repetir ese ejercicio 10 veces.

2.- Subimos la intensidad haciendo lo mismo que el ejercicio anterior pero levantado la pelvis y separando los glúteos del suelo mientras separamos un poco más las piernas, en cada una de las contracciones. En esta ocasión también serán 10 repeticiones de 5 segundos. En este punto, si le quieres das más intensidad todavía, puedes ayudarte de una pelota (tipo pilates). Entonces apoyarás los pies en lo alto de la pelota y te atarás los muslos con una cinta. Recuerda que los muslos deben estar separados. El ejercicio se realizará igual, pero con la dificultad de no perder el punto de apoyo en la pelota, lo que hará trabajar más el suelo pélvico.

3.-  Es  posible que me digas que no tienes tiempo para hacer ejercicio. Pero para eso están los ejercicios de Kegel, tan fáciles como efectivos y se pueden realizar en cualquier parte porque lo que trabajamos es la musculatura interna. Te explico cómo hacerlo. Debes sentarte con la cadera en una posición neutra, ni echada para atrás ni muy hacia delante (no dejes caer los hombros hacia delante ni saques chepa) y la columna vertebral  elongada (como si fueras una marioneta y te estuvieran tirando de una cuerda situada en la cabeza). En la postura correcta, realizamos el movimiento de la musculatura del suelo pélvico en tres fases: contraemos y elevamos la musculatura de la zona de la pelvis (como si quisiéremos retener el pis), mantenemos unos segundo esa posición y regresamos a la posición inicial.

Y ya para terminar, te doy unos cuantos consejos:

- Ojo cuidado con realizar los clásicos abdominales ( tumbada con piernas flexionadas y los pies apoyados y elevar el torso hacia las piernas) porque en esta etapa debilita el suelo pélvico
- Durante la menopausia recurre al pilates y al yoga como deporte de cabecera, Sin duda te ayudará a mantener el suelo pélvico a raya.
- Las bolas chinas pueden ser unas grandes aliadas para fortalecer tu suelo pélvico
- No dudes en consultar a tu médico de familia/ginecólogo si ves que no te haces con tu suelo pélvico.

¡¡FELIZ MARTES!!



viernes, 14 de julio de 2017

Viernes dando la nota 'Summer Edition': Te dejo Madrid






Adiós Madrid. Te adoro pero necesito desconectar un poquito de ti. Nos vemos pronto.


¡¡FELIZ VIERNES!!

jueves, 13 de julio de 2017

La Receta: Taboulé


Creo que hablar de una sola receta para prepara Taboulé, es como decir que solo hay un sola forma de preparar ensalada. El/ la taboulé (no lo tengo muy claro) es un  plato frío, típico de la cocina del Magreb, cuyo principal  ingrediente es el cuscús (sémola de trigo) ó trigo bulgur al que se le añaden verduras picadas, hierbas aromáticas (como la menta) y va aliñado con zumo de limón y aceite de oliva virgen. Esta es la receta básica que nos ha llegado a occidente. Estoy convencida de que si lo leen en oriente se mueren, como lo hacemos nosotros cuando vemos que echan chorizo a la paella. En cualquier caso, os dejo mi receta por si os sirve de inspiración

INGREDIENTES 
  • Cuscús (calcula unos 50/60 gr. por persona)
  • 1 cebolleta
  • 2 tomates hermosos
  • 1 pepino
  • Perejil
  • Menta
  • Aceite de oliva virgen
  • El zumo de un limón
  • Sal
PREPARACIÓN 

Lo primero, prepara el cous-cous. Para ello, pon en un bol la cantidad de cous cous que quieras y vierte sobre él la misma cantidad de agua caliente, a la que previamente habremos salado e incoporado un poco de aceite. Deja hidratar el trigo.
Mientras, corta en brunoise (cuadraditos), la cebolleta, los tomates y el pepino y lo incorporas en una ensaladera. Luego es el turno del perejil y la menta que añadiremos cortadas en trozos muy pequeños. Y, después, incorporaremos la sémola hidratada para terminar aliñando todo con aceite, el zumo del limón y la sal al gusto. Se mezcla todo muy bien y se deja enfriar en la nevera. 
Fácil, ¿verdad? Esa es la versión simple, pero admite otros ingredientes como las pasas, el pimiento rojo, pimiento verde,  el cilantro, ¡hasta melocotón y granada! Pero eso lo dejo al gusto de cada uno. 
Y tú, ¿tienes alguna receta diferente?

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 12 de julio de 2017

Hoy toca médico: estreñimiento



¡Qué cosas! Ha llegado a mis manos un estudio que ha realizado un laboratorio para conocer el ritmo intestinal de los españoles. De él se desprende que la mitad de los españoles admite que tiene dificultades para ir al baño y un 26% se declara estreñido (yo diría que más, porque ¡qué humor se gastan algunos!) Nombran al estrés como el principal motivo de su problema aunque llegados a esta época del año, las vacaciones son casi sinónimo de estreñimiento. Sí, no nos engañemos: como en casa en ningún sitio.
Según el estudio, uno de cada dos españoles no usa baños ajenos. Un dato que choca con el uso del baño en el trabajo, ya que ocho de cada diez españoles reconocen que lo usan habitualmente o de forma esporádica.
Sin duda, un estudio curioso pero hay que desmitificar algunos aspectos. Lo primero es que cada persona tiene su propio ritmo intestinal, así que no nos empeñemos en ir todos los días a visitar al señor Roca. El que nace bajito, nace bajito, el que nace moreno nace moreno y el nace defecando dos o tres veces a la semana, defeca dos o tres veces a la semana, sin más. Ninguna de estas tres cosas son patológicas.
Pero si resulta que te ha pillado una época mala, y vas al baño menos de lo que para ti es habitual, te voy a dar una serie de tips para combatir este problema:
  • Procura que sea siempre a la misma hora, elige un momento en el que tengas tiempo 
  • Intenta no retrasar la defecación, en cuanto tengas ganas aprovecha la oportunidad (sea tu baño o no)
  • Aumenta la ingesta de alimentos ricos en fibra: verduras, frutas (el kiwi, papaya, naranjas, ciruelas y caquis son grandes aliados), yogures bio (qué, aunque no son tan infalibles como anuncian, algo hacen), productos integrales, salvados, semillas como lino o chía
  • Disminuye la ingesta de alimentos astringentes: harinas refinadas, vino tino, queso, arroz, patata, zanahoria, membrillo, yogures
  • Come despacio, masticando bien los alimentos. Esto, además de evitar el estreñimiento, te ayudarán a evitar los temibles gases que van de la mano del estreñimiento
  • Practica regularmente ejercicio. Camina, monta en bici, corre... lo que sea, algo que te guste y de forma regular. No vale hacerte el Camino de Santiago porque estas estreñido y el resto del año quedarte sentado en el sofá
  • Sé que anuncian muchas hierbas y "productos naturales" que son mano de santo. Pero ten cuidado con los cantos de sirena. Muchos no tienen evidencia, #nosinevidencia, y otros muchos son irritantes. Así que es mejor huir de todos ellos
  • Si a pesar de todos estos consejos sigues un poco perezoso, consulta a tu médico de familia. Existe medicación para tu problema y es cosa nuestra indicarte qué es lo que mejor te viene.
Paloma Cano 
Doctora Sin Zapatillas
Médico de Familia
¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!



martes, 11 de julio de 2017

Si sueñas, no conduzcas


En unos días nos vamos de vacaciones y  hasta nuestro destino viajaremos en coche. No éramos de salir de madrugada hasta que nació la Princesa.  Y es que más de 600 kilómetros nos separan de las maravillosas playas de Galifornia y 6 horas escuchando "cuánto queda" desde el minuto 2, podría ser mortal. Así que a las 5 nos ponemos en marcha. Cuando era más pequeña (y podíamos en brazos con ella) directamente la cogíamos dormida, la colocábamos en su silla y no amanecía casi hasta 100 km. antes de llegar. Era entonces cuando parábamos a desayunar y aprovechábamos para quitarle el pijama. Ahora es lo mismo, salvo con la diferencia que se despierta, se viste y no han pasado 20 km. cuando vuelve a estar dormida. 
Para mi es la forma más sencilla de viajar salvo que siempre voy con la angustia de que el Santo se duerma. Y más ahora cuando he conocido que la Fundación Línea Directa, ha realizado un estudio sobre la "Influencia de la somnolencia en los accidentes de tráfico en España (2011-2015)" y ha concluido que, en los últimos cinco años, más de 800 personas han muerto en accidentes de tráfico a causa de la somnolencia. Es más, ocho millones de conductores confiesan que han tenido "microsueños" o "cabezadas" al volante. Preocupante, ¿no? Por eso creo imprescindible recordar algunos aspectos que todos sabemos pero que pocos cumplimos al 100%

Antes de emprender el viaje:

1.- Pon el vehículo a punto por medio de una revisión: neumático, frenos, líquidos...
2.- Comprueba si llevas los recambios imprescindibles: rueda de repuesto, triángulos, chaleco, herramientas..
3.- Planifica tu viaje:  Ahora hay multitud de apps que te ayudan en ese punto: desde previsión  meteorológica hasta en estado de las carreteras
4.- Descansa lo suficiente. Si vas a viajar de madrugada, acuéstate temprano y si ves que has dormido mal, retrasa la salida. La playa/montaña/ciudad no se va a marchar. 
5.- Evita ingerir alcohol y medicamentos incompatibles con la conducción.
6.- Distribuye las maletas de forma equilibrada repartiendo los pesos, evitando sobrecarga.
7.- Nunca dejes objetos sueltos (botellas, juguetes, paraguas...) en el interior del vehículo. En caso de accidente pueden convertirse en proyectiles
8.- Los niños siempre en sus sistemas de retención infantil (a poder ser a contramarcha), bien sujetos y sin abrigo. Si salís de madrugada, en pijama con una mantita por encima. 

Ya en el viaje: 

1.- No sobrepases la velocidad permitida
2.- Guarda la distancia de seguridad entre vehículos
3.- Para a descansar cada 2 horas y cuando lo hagas aprovecha para estirar las piernas, descansar la vista y comer y beber. Recuerda que al volante no puedes hacerlo
4.-Evita las comidas abundantes y, por supuesto, el consumo de alcohol. No confíes en las bebidas estimulantes (café, bebidas energéticas) porque enmascaran el cansancio y no evitan la aparición de los “microsueños”
5.- Mantén el coche ventilado y fresco para evitar la somnolencia
6.- No te olvides de las gafas de sol

¡¡¡FELIZ MARTES!!!

lunes, 10 de julio de 2017

Cambios físicos en la menopausia: cabello y piel



Si pensabas que la piel y el cabello se iban a ir de rositas en este periodo, estás muy equivocada, porque son otros de los grande perjudicados.
Piel: La disminución de los estrógenos afecta directamente a la formación del colágeno, imprescindible para proporcionar a la piel elasticidad y firmeza. Si no se ayuda a la piel en estos años, se hace más fina, se deshidrata y aumentan las arrugas. Pero no le vamos a echar toda la culpa al climatario. El estado de la piel en este punto también va a depender de múltiples factores como el cuidado previo (siempre que hay que hidratar la piel y a partir de los 25-30 años comenzar con las cremas antiarrugas), factores externos como la alimentación, el sol, el alcohol y el tabaco, y a la genética. Ante este panorama lo que debemos hacer es intensificar nuestros cuidados faciales, prestando especial atención a la hidratación. Actualmente existen multitud de productos (mascarillas, serum, cremas de día y de noche...) y de multitud de marcas (y precios) que ayudan a mantener la piel más tersa. Es posible que ya no te valga tu hidratante de toda la vida y tengas que dar un paso más y saltar a otra línea más propia para viejunas. Pues si hay que darlo, se da. Todo será por mantener un aspecto más saludable.
Cabello: Y ¿qué pasa con el cabello? Pues que los cambios hormonales también afectan al pelo. Por una parte, hay una pérdida en la cantidad de cabello (el de la cabeza) y en algunos casos, ojo solo en algunos, el pelo nace y crece más despacio y delgado dando lugar a un cierto grado de alopecia. Por otra, la disminución de hormonas femeninas provoca la aparición de vello (esos pelos tipo bruja) en el labio superior, patillas y mentón. Pero no todo es malo, en este periodo disminuye el vello púbico y el vello axilar. Igualmente, en este punto tiene que mucho que ver aspectos como la genética o el cuidado del cabello a lo largo de toda la vida. Entonces, ¿cómo debemos cuidar el cabello en este momento? Una vez más, el sentido común es nuestro mejor aliado. Cuida tu alimentación, bebe agua y mantén a raya la higiene y el cuidado del cabello. Huye de los productos con parabenos; no abuses de los tintes abrasivos, planchas y secadores. Busca un champú adecuado y de nuevo, compleméntalo con los productos que te ofrece el mercado ( mascarillas, serum, queratina...)  Ahora en verano, protégelo del sol, el cloro y la sal.
Para los pelos de más, debes hacerte con unas buenas pinzas y espejo de aumento y con un tironcito, adiós pelo brujil. Si la cosas es grave o persistente y te puede agobiar, valora la depilación con láser.
Así escrito parece mucho, pero en la práctica tampoco es tanto.

¡¡¡FELIZ LUNES!!

viernes, 7 de julio de 2017

Viernes dando la nota: No dejes de soñar

Hace al menos 6 o 7 años recibí una publicidad (no recuerdo bien de qué era) con un mensaje muy claro: "Rocío, tus deseos pueden ser una historia con final feliz". Por aquel entonces yo estaba en la búsqueda de un segundo bebé y me aferraba a aquella frase que, incluso, recorté y colgué en la nevera (aún sigue). El bebé nunca llegó pero nunca he dejado de soñar. Y ya no con ese segundo hijo, sino con proyectos de familia, personales y profesionales. Y he conseguido que si la historia de mi vida terminase hoy, tendría un final feliz, porque soy muy feliz.
Nunca hay que dejar de soñar, desear y amar. Un día soñé que tendría un coche nuevo y hoy estreno coche. Nuevo, nuevo no. De segunda mano. Pero nadie dijo que hay que estrenar para ser feliz. 
Os deseo un maravilloso fin de semana. El mío, seguro, lo es.



jueves, 6 de julio de 2017

Pescado de temporada: julio

¿No te pasa que el pescado te parece un alimento de verano? Para mi si, aunque depende de cómo lo cocines, está claro. Pero el hecho de que los que somos de interior vayamos a la playa, hace que comamos más pescado fresco. Por lo menos en casa es así. Quizá sea porque ir a Galicia y no comer pescado debe ser por lo menos delito de arresto domiciliario y no queremos caer en eso. Sea como fuere, aquí va la lista de pescados de temporada. Recuerda que si compras alimentos de temporada te garantizas una mejor calidad, contribuirás con el medio ambiente y cuidarás tu economía familiar.

Besugo
Bonito
Caballa
Melva
Cabracho
Mejillón
Merluza
Navaja
Pez San Pedro
Pulpo
Rape
Salmonete
Sardina
Sargo



¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 5 de julio de 2017

Hoy toca médico: Qué hacer ante un atragantamiento


Siguiendo en la linea de la semana pasada os voy a hablar de lo que debemos hacer si presenciamos un atragantamiento.
Lo mejor es intentar que no se produzca. Suena a perogrullo pero como médico de familia que soy, lo que más me gusta es prevenir antes que curar. Así que mucho cuidado con los objetos pequeños, canicas, huesos de aceitunas, huesos de cerezas u otras frutas, granos de maíz, cuentas de collares (incluidos los de ámbar) etc. Un descuido de un segundo nos puede llevar a momentos de mucha angustia. 
Pero vamos a ponernos en el peor de los casos y estamos antes un atragantamiento, ¿qué debemos hacer? Lo fundamental es no perder la calma  pero actuar con la rapidez. 
Lo primero que debemos hacer es indicar a la persona que tosa, y que lo haga con fuerza. Si no puede, o no es suficiente, inclinaremos a la víctima hacia delante y con el talón de la mano daremos  5 golpes secos y fuertes entre los omóplatos. Y si aun así no es suficiente realizaremos la maniobra de Heimlich

La maniobra de Heimlich consiste en colocarse detrás de la la víctima y abrazarle. Con una mano debes hacer un puño y colocarla entre el esternón y el ombligo, y  con la otra mano envolver el puño. Después hacer compresiones hacia dentro y hacia arriba, como si intentases levantarlo. Las compresiones deben ser secas y fuertes.

Si tenemos la mala suerte de que no es efectivo y la víctima perdiese el conocimiento, debes tumbarlo y comenzar la RCP.
Si la víctima estuviera embarazada o fuera una persona obesa, no tiene sentido hacer las compresiones debajo de esternón, así que la maniobra sería similar salvo que las compresiones se harían mas arriba, en el centro del pecho.
En el caso de atragantamientos en un bebe, este se debe colocar boca abajo,
colocando la cabeza en la palma de la mano y apoyando su cuerpo en el antebrazo, con la cabeza más baja que el resto del cuerpo. Hay que alternar cinco golpes fuertes entre las escápulas con cinco compresiones torácicas, con dos dedos, en el centro del pecho.
¿Y qué puedes hacer si te pasa a ti y estás solo?  También te puedes hacer la maniobra de la misma forma, haciendo un puño y cubriéndolo con la otra mano, para presionar entre el esternón y el ombligo. También puedes ayudarte con el respaldo de una silla. Sé que no es fácil, y menos en momentos de tensión, pero no pierdas los nervios y lo conseguirás. 
¿Y sabes por qué se llama la maniobra de Heimlich? Pues en honor a su creador, un cirujano torácico que, aunque parezca mentira, no la tuvo que realizar hasta ya cumplidos los 90. Fue en la residencia de ancianos donde vivía, cuando una anciana de 87 años  se atragantó con una hamburguesa y Heimlich no dudó en practicar, por primera vez para él, la ya famosa maniobra que tantas vidas había salvado hasta entonces.
Paloma Cano 
Doctora Sin Zapatillas
Médico de Familia
¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!


martes, 4 de julio de 2017

Gestación subrogada ¿altruismo o negocio?


Me voy a meter en un jardín que no sé ni porqué me meto.Voy a poner encima de la mesa el motivo que le lleva a una mujer a "prestar" su vientre para que otra persona se convierta en padre/madre. Se habla de altruismo de las madres gestantes y no lo veo. Eso si, no le quito el mérito porque pasar por un embarazo para luego entregar al bebé, me parece muy meritorio. Ahora bien, no se habla, o de hacerlo se toca muy por encima, la buena cantidad de dinero que recibe la gestante a priori para hacer frente a los gastos generados por el embarazo. Y yo me pregunto, ¿qué gastos me generó mi embarazo? Además de la ropa que me compré, creo que nada más.  Entonces si las gestantes reciben más de 1.000 €, suponiendo que eso es lo que se puede gastar una embarazada en ropa (y me paso 3 pueblos en el presupuesto) ¿dónde está el altruismo?  Porque me consta que el dinero que percibe una gestante es mucho más, entre los 10.000 y 30.000 €. ¿Qué pasaría si se legalizara esta práctica en España donde la seguridad social cubre los gastos generados por embarazo y posterior alumbramiento? ¿Habría tantas candidatas para prestar su vientre? Me temo que no. Es como si yo donara en vida un riñón pero cobrara por ello, ¿se vería un gesto altruista o ruin?
Y ya puesto a meterse, me meto un poco más. ¿y no os parece una opción solo apta para bolsillos muy holgados? Pues no me cabe duda. La gestación subrogada me parece un artículo de lujo propio de las tiendas de la milla de oro de Madrid, solo al alcance de muy pocos.
Ya lo he dicho. Y tú, ¿estás a favor o en contra de la gestación subrogada tal y como está planteada actualmente? ¿Serías capaz de ceder tu vientre gratuitamente para que alguien cumpliera su sueño de ser padre o madre? Y por una ingente cantidad de dinero, ¿te lo pensarías? Recuerda a Demi Moore en "Una proposición indecente": al final todos tenemos un precio.

¡¡FELIZ MARTES!!

lunes, 3 de julio de 2017

Cambios físicos de la menopausia: aumento de peso


Uno de los efectos colaterales de la menopausia es el aumento de peso y doy fe de ello. Y es que, durante este periodo se producen algunos cambios metabólicos que afectan a la distribución de la grasa, además de reducirse la quema de calorías y a veces lleva consigo un aumento del colesterol (del malo).
Está claro que esta subida de peso depende del organismo de la mujer y de sus hábitos. Pero las que tenemos tendencia a engordar (como yo) solemos aumentar una media de 7 kilos durante el climaterio, según un estudio del  Instituto Médico Europeo de la Obesidad. Estos kilos de más se suelen poner, en la mayoría de las mujeres, en el abdomen, los glúteos y el pecho. Pero ¡ojo, no todo son kilos! Esa sensación de hinchazón no siempre es provocada por el aumento de grasa, la retención de líquidos también interviene en esta maravillosa época de la vida de una mujer (no sé si lo digo con ironía o no). En cualquier caso, sean grasas o líquidos, lo cierto es que este cambio corporal puede llegar a afectar a la irritabilidad, a la ansiedad y a los cambios de humor inherentes a este proceso, de los que ya te hablaré más adelante. 
Pero que no cunda el pánico que para todo hay remedio. ¿Qué podemos hacer para mantener el peso a raya? Parece una obviedad, pero esto es lo que hay que hacer: cuidar la alimentación, beber agua y hacer ejercicio. Así que te voy a dar una serie de tips para que los tengas en cuenta (y de paso a ver si yo me aplico el cuento)
  • Alimentación: 
    • Procura que tu dieta esté formada por alimentos ricos en fibra 
    • Consumir 5 raciones entre frutas y hortalizas al día
    • El pescado azul es tu amigo porque aporta Omega 3
    • Inclínate por carnes blancas como el pollo, el pavo o el pescado azul que son menos grasas
    • Evita el consumo de grasas saturadas (bollería industrial, comida basura...) y aumenta las insaturadas, como los frutos secos que no sean fritos
  • Ingesta de líquidos: 
    • Huye de las bebidas azucaradas (como los zumos) y carbonatadas
    • Lo mejor, beber agua, alrededor de 2 litros de agua al cabo del día
    • Las tisanas drenantes, como la cola de caballo, ayudan con la retención de líquidos
  • Ejercicio: 
    • No hace falta convertirte en la versión femenina de Rafa Nadal. Con al menos caminar todos los días 30 minutos a paso ligero es suficiente para mantener la forma. 

Esto no significa que a partir de ahora tu vida sea una dieta constante. Si hasta ahora lo óptimo era la dieta CCC (Comer Con Cabeza) lo que funciona a partir de ahora es la dieta CCMMC (Comer Con Mucha Más Cabeza).  Resumiendo, como siempre dice la Doctora sin Zapatillas, lo que nos toca en la menopausia, como en cualquier otro periodo de nuestra vida, es menos plato y más zapato. 

¡¡FELIZ LUNES!!

viernes, 30 de junio de 2017

Homosexualidad contada para niños

Este fin de semana se celebra el World Pride Madrid 2017 y creo que es el momento de explicar a nuestros hijos que los tiempos han cambiado y hay otros modelos de familias y parejas. Ayer mismo la Princesa que ya observa y se interesa por las cosas, me preguntaba por qué estaba Madrid plagado de banderas de colores y ahí que estuvimos las dos charlando un buen rato sobre la homosexualidad, la diversidad y sobre todo de la tolerancia. Pero si tú no sabes cómo abordarlo o como explicarlo para que un niño de corta edad lo pueda entender, siempre puedes recurrir a los cuentos para ayudarte. Te dejo algunos títulos que tratan el tema:

 1.- ¡Eso no es normal! (Mar Pavón) Editorial Nubeocho ediciones. Una historia de animales que ayuda a entender que no todos somos iguales.El elefante tenía una trompa muy, muy larga, ¡larguísima! ¡Eso no es normal! Duchaba, secaba y perfumaba con ella a su elefantito. ¡Eso no es normal! Ayudaba al chimpancé más anciano a subir al árbol. ¡Eso no es normal!

2.- Cada familia a su aire (Beatrice Boutignon) Los animales de este libro para jugar, se agrupan por familias, todas parecidas y todas diferentes. El texto nos va dando pistas para adivinar quién es cada quién. De las familias monoparentales hasta las “tribus”, pasando por las familias homoparentales y las familias recompuestas, ¡nadie se queda fuera! 
3.- El lapicero mágico (Luis Amavisca & Alicia Gómez Camus) Editorial Editorial Egales y NubeOcho Margarita tiene dos mamás y los gemelos Daniel y Carlos dos papás, pero eso es lo de menos en este relato. Un viaje para compartir e imaginar. Un cuento de amistad e igualdad.
4.- Laura tiene 2 mamás (Yolanda Fitó y Mabel Piérola) Editorial Bellaterra. Todas las personas somos iguales y distintas a la vez, y a las familias les ocurre lo mismo. Las hay formadas por un padre y una madre, otras están formadas por dos padres o dos madres y también las hay formadas por un padre o por una madre y sus hijos. Las hay extensas, tres generaciones reunidas bajo un mismo techo, y las hay numerosas, con muchos hermanos. También hay familias adoptivas y hogares de acogida. Este libro muestra la variedad de situaciones familiares en que viven y crecen los niños y las niñas, y es un recurso pedagógico en favor de la diversidad y la convivencia

5.- Monstruo Rosa (Olga de Dios Ruiz, Eduardo Flores Marco y Raquel Garrido Martos. Editorial: Apila Ediciones. Monstruo Rosa es un cuento sobre el valor de la diferencia. Una historia para entender la diversidad como elemento enriquecedor de nuestra sociedad
Debemos enseñar a nuestros hijos que hay familias diversas, niños y niñas que no sienten como ellos y que todos tenemos el derecho a vivir felices.


¡¡FELIZ VIERNES!!

jueves, 29 de junio de 2017

La Receta: Caldo de pollo (Aneto)

Si has leído el título pensarás que vaya receta. Se va al supermercado, se compra un brick de Caldo Aneto, se abre, se calienta y ya. Pues efectivamente puede ser así pero yo voy a ir más allá porque esta semana he tenido la oportunidad de visitar la fábrica de Aneto y comprobar con mis propios ojos como se hace el caldo. Te cuento cómo fue:
Después de despojarnos de todo tipo de abalorios que pudieran acabar en el caldo (collares, pendientes, pulseras...), nos ataviamos con un uniforme poco favorecedor (gorrro, bata y calzas) y entramos en la fábrica.
La verdad es que la visita fue corta porque el caldo se hace tal cual lo hacemos en casa: lavan cuidadosamente todas la verduras y en una olla gigante (con capacidad para 3.000 litros)  echan los ingredientes naturales (pollo, verdura y sal marina) se deja cocer durante 3 horas, se cuela para evitar impurezas, se envasa y ya.  
De verdad, sin trampa ni cartón. No tienen ningún ingrediente que no puedas encontrar en un mercado tradicional.  
Las verduras son de primera calidad (¡menudo tamaño de puerros!) que compran diariamente, generalmente a productores locales, al igual que el pollo, la carne, el pescado o el marisco que emplean. 
En la visita solo pudimos ver cómo se hace el caldo de pollo porque para evitar trazas de cualquier otro alimento que no aparezca especificado en los ingredientes, solo cocinan una receta y cuando se acaba esa producción se limpia cuidadosamente todas las máquinas que intervienen en el proceso, para comenzar con otra receta. Son muy minuciosos con el tema de los alérgenos y puedo asegurar, y aseguro, que ninguna de sus recetas contienen leche, ni ningún derivado lácteo, ni huevo porque no se añaden ningún aroma ni aditivo, ni ningún ingrediente que contenga trigo, centeno, cebada, avena, ni aditivos ni maltodextrinas. Insisto que solo llevan ingredientes naturales. Es más, ¿qué no te lo crees? Pues aquí te dejo la receta y te invito a que hagas tu propio caldo y lo compares con uno de Aneto. 

INGREDIENTES

1 litro de agua
2/4 de pollo de corral (22%)
1/2 cebolla
1 zanahoria
2 hojas de col
1/4 de puerro
1 rama de apio
1 pizca de sal marina

PREPARACIÓN

Se introducen todos los alimentos en una olla y se deja cocer durante  3 horas.

Como ves, soy muy fan de los caldos Aneto y ahora que sé cómo se hacen mucho más. Aneto, no solo tiene caldo de pollo. Tienen caldos de pollo, de jamón, de carne, de verduras, de pescado, de puchero, para paellas, incluso algunos que se pueden tomar en frío, como el de zanahoria o el de alcachofa.  Te invito a que los descubras aquí .Y no te quiero decir lo bien que se cocinan con ellos. Pero eso, te lo cuento otro día.

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 28 de junio de 2017

Hoy toca médico: maniobras de resucitación (RCP)


Hoy he leído en Twitter que el SUMMA112 trasladaba a un bebe muy grave al Hospital Niño Jesús tras revertirle de una parada cardiaca. Entonces me he acordado de un artículo que leí hace poco que decía que la probabilidad de sobrevivir a una parada cardiorespiratoria se reducen a la mitad si se realizan las maniobras de resucitación (RCP) pasados 8 minutos de la parada.
De ahí la importancia de que que la población, sanitaria o no, tengamos unas nociones básicas de la RCP, porque acordándote de una par de cosas puedes salvar una vida.¿Estás preparado para interiorizarlas? Ahí van:
  1. Lo primero que tienes que hacer al encontrarte a una persona inconsciente, o que  se desvanece delante de ti, es asegurarte de que estáis en un lugar seguro.  Si es al lado del mar es importante separarse de la orilla o mantenerse en un sitio seco, evitar la calzada, etc e intentar colocar a la víctima sobre una superficie dura.
  2. Después nos aseguraremos que la persona está consciente, para ello le gritaremos, le tocaremos y veremos si responde. Si responde colocaremos a la persona en posición lateral de seguridad (PLS) y le vamos revisando constantemente . No debemos dejarlo solo. Si no responde, tumbaremos a la víctima y  realizaremos  la maniobra frente-mentón. Esta maniobra consiste en desplazar con una mano la frente hacia atrás y con los dedos de la otra mano colocados bajo el mentón, elevar la mandíbula hacia arriba y delante. Así nos aseguramos de que la vida aérea quede despejada. Además, debemos ver que no exista ningún objeto extraño que pueda ocluir la vía aérea.  Una vez realizada la maniobra, comprobaremos durante unos 10 segundos que la persona está respirando. Si no es así comienza la cadena de supervivencia

  3. Pide ayuda, llama al 112 o pide a alguien que lo haga e inicia 30 compresiones torácicas en el centro del pecho.La compresiones deben ser rítmicas a unas 100 compresiones por minutos, o lo que es lo mismo, siguiendo el ritmo de Staying Alive de los Bee Gees.  Se coloca el talón de la mano sobre el esternón y la otra mano encima entrelazando los dedos. Con los brazo extendidos se deja caer el peso de tu cuerpo para comprimir  el tórax unos 4-5 cm. Tras 30 compresiones torácicas se realizaran 2 insuflaciones. Si te da reparo, no lo hagas, pero ¡no dejes de comprimir!
  4. Si tienes a mano un desfibrilador semiaautomático (DESA), debes utilizarlo. El manejo es sencillo. Lo enciendes, colocas los parches adhesivos en el tórax y sigues estrictamente las indicaciones. Debes tener cuidado en NO tocar al paciente cuando el DESA está analizando el ritmo para evitar interferencias eléctricas y si el DESA indica dar una descarga eléctrica nos aseguraremos de que nosotros ni nadie esté en contacto con la víctima. Si el DESA recomienda no dar una descarga, reanudaremos maniobras de RCP. Desde hace unos años tenemos desfibriladores en centros deportivos, estaciones, aeropuertos, en algunas empresa e incluso en algunas comunidades de vecinos. Si no te ha quedado claro ye dejo un vídeo que lo explica mucho mas claro 




¿Lo ves? Son 4 pasos que pueden salvar una vida. Así que ¡ya te los puedes estudiar!


Paloma Cano 
Doctora Sin Zapatillas
Médico de Familia

¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!!

lunes, 26 de junio de 2017

Cambios físicos de la menopausia: los sofocos


Con la llegada de la menopausia nuestro cuerpo, queramos o no, va a sufrir una serie de cambios que pueden llegar a afectar a nuestro ámbito personal y a nuestra autoestima. Así que es bueno que los conozcamos y lo afrontemos lo mejor posible. Así que voy a detallar alguno de los cambios que estoy sufriendo, y otros que no tanto, y algunos remedios para combatirlos. Sofocos, piel, pelo, aumento de peso, cambios en el aparato reproductor, suelo pélvico son algunos de los cambios físicos y esta semana hablaré de Sofocos y sudoración.
Yo era una persona que no solía sudar, ni cuando hacía ejercicio, y ahora soy lo más parecido a la fuentes de los jardines de la Granja. ¡Qué barbaridad!  Si no sabes de lo que hablo te lo resumo: una explosión brusca de calor que llega con un exceso de sudoración y, como es mi caso, irritación y en algunos casos, ansiedad o pánico y que suelen durar entre 2 y 4 minutos. Yo, particularmente, soy como un Ferrari, que paso de 0 a 100 en 3 segundos. No está muy claro el origen aunque muchas voces se inclinan por señalar a un desequilibrio del centro termorregulador del hipotálamo, provocado por la disminución de los niveles de estrógenos, como el causante. Lo que digo yo, que se te rompe el termostato.
Los sofocos suelen aparecer más a menudo por la noche, sobre todo en la primera parte del sueño, y te pueden llegar a despertar provocando problemas de insomnio. También son frecuentes en momentos de estrés y de alta carga emocional. 
Remedio:  Los estrógenos disminuyen los sofocos en un 80% a 90% por eso las terapias hormonales sustitutivas son los tratamientos más comunes. Sin embargo, son contraindicados para las mujeres con antecedentes de cáncer de ovario, mama o útero, trombosis venosa o dolencias coronarias. También deben evitarlas aquellas mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama.
Ante estas limitaciones existen otras terapias alternativas como algunos antidepresivos (escitalopran) pero tanto en este caso como en el anterior debe ser un médico el que evalúe la prescripción. También hay otras terapias alternativas naturales que carecen de evidencia científica por lo que no las nombraré (#nosinevidencia) 
Y si no te convencen ninguna de estas tres terapias, te voy a dar la que nunca falla: el clásico ventilador y/o abanico. Además, te doy algún que otro consejo:
  • Dieta saludable rica en frutas, verduras y calcio, que además ayudará al control del peso del que ya te hablaré
  • Una vez más, di adiós al tabaco 
  • El alcohol y la cafeína tampoco ayuda
  • Ahora en verano trata de llevar ropa que ayude a la transpiración
  • Evita las comidas calientes y calórica
  • Procura estar en lugares con ventilación y temperatura no demasiado elevada. 
Efectos secundarios de los sofocos: Salvo el cerco de sudor en la ropa, no dejan más secuelas. 

Y en cuanto a la duración, no hay mal que 100 años dure (y cuerpo que lo resista) y en este caso tenemos que hablar de un periodo de entre 2 y 4 años. Así que mucha paciencia y un buen abanico. No te puedo decir más. 

¡¡FELIZ LUNES!!



viernes, 23 de junio de 2017

Viernes dando la nota: Los Rebeldes

Hace algunos años hoy sería un día especial. El primer día de las vacaciones de verano. Que en parte, hoy lo es. Pero antes era más. Tres meses para pasárselo bien, sin pensar en otra cosa que en piscina, playa y poco más. Al evocar el día de hoy, me surge inmediatamente el tema Mediterráneo de los Rebeldes, incluido en su álbum "Más allá del bien y del mal", y que se convirtió en el éxito del verano del 88.¡¡Qué bueno fue ese año para mi!! 16 años, todo el curso bien aprobado, un verano con muchas ilusiones y una adolescencia en plena efervescencia. No puede evitar bailarlo en cuanto escucho los primeros compases y siempre con una sonrisa, recordando el fabuloso verano del 88.  Y tú , ¿tienes alguna canción de verano que te provoque la misma reacción?


¡¡FELIZ VIERNES!!!

jueves, 22 de junio de 2017

La receta de aprovechamiento: rollo de pisto



Mira que llevo tiempo cocinando y no aprendo. Soy un desastre para las cantidades. Siempre hago de más y no la cantidad suficiente como para congelar y repetir plato semanas después. El otro día me pasó con un pisto y harta de dejar el tupper en la nevera decidí hacer este rollo de pisto para la cena y ¡triunfe! Sencillo, rápido y delicioso. Aquí os lo dejo: 

INGREDIENTES

Para el pisto: 
  • 2 calabacines
  • 2 pimientos verdes (tipo italiano)
  • 2 pimientos rojos
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • Tomate frito
  • Sal
  • Azúcar
  • Aceite de Oliva
Para la masa: 
  • 1 plancha de hojaldre, a poder ser rectangular
  • 1 huevo

PREPARACIÓN

Para el pisto hay que trocear las verduras según el orden en el que las vayamos a cocinar, que depende del tiempo de cocinado. Así que primero cortamos la cebolla y los pimientos y los echamos en una sartén honda en la que previamente habremos puesto el aceite. Es el momento de echar la sal para que se poche antes. Poco después ponemos el ajo también cortado. Mientras pelamos y cortamos los calabacines y cuando la cebolla esté transparente, los incorporamos sin dejar de mover. Cuando veamos que el calabacín esté cocinado incorporamos el tomate frito y una cucharada de azúcar. 
Con el pisto ya hecho (te recuerdo que era de sobras) vamos a por el rollo. Estiramos y extendemos el hojaldre sobre una bandeja de horno cubierta de papel encerado.  A continuación, disponemos el relleno en la parte central, y lo envolvemos con los laterales, hasta tener un paquetito.
Pintamos la superficie con huevo batido y horneamos a 200ºC durante 40 minutos. El hojaldre tiene que quedar dorado y cocido.
Ya solo falta sacarlo y comerlo. ¿Lo bueno? Que se puede comer tanto frío como caliente. Y tú, ¿tienes alguna receta de comida de aprovechamiento?

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

miércoles, 21 de junio de 2017

Hoy toca médico: Pie de atleta


Si hace unas semanas os hablábamos de la seguridad en las piscinas, hoy toca tratar el tema del contagio, también en piscinas, de hongos e infecciones en los pies, mucho menos peligroso pero tremendamente incómodo y pesado. 
La primera pregunta que siempre surge es ¿por qué hay hongos en las piscinas? Fundamentalmente el calor y la humedad es el caldo de cultivo perfecto para la aparición de hongos en estas instalaciones. ¿Y qué no faltan en las piscinas? Pues eso. 
La dolencia que con más frecuencia se adquiere es el pie de atleta ( micosis interdigitales o tinea pedis), una infección de la piel causada por una variedad de diferentes hongos (dermatofitos). 
Los síntomas aparecen en forma de enrojecimiento, grietas y escamas en la piel entre los dedos, generalmente entre el pulgar y el índice. En la mayoría de las ocasiones provoca picor, escozor y en muchas ocasiones ardor. 
Es importante acudir al médico en cuanto se detecte porque el pie de atleta no tratado puede empeorar apareciendo ampollas y grietas que degeneren en infecciones bacterianas secundarias.
¿Y  qué se puede hacer para evitar el contagio?: 

  • Evitar ir descalzado por las instalaciones de la piscina donde el suelo esté mojado. Siempre utilizar chanclas o escarpines (fanequeras para los que vamos a Galicia)
  • Nunca entres descalzo en los aseos/vestuarios 
  • Pasar por la ducha antes y después de cada baño, siempre con las chanclas puestas
  • Después de la ducha, secarse bien los pies, especialmente entre los dedos
  • No compartir nunca chanclas o toallas

Paloma Cano
Doctora Sin Zapatillas y Médico de Familia

martes, 20 de junio de 2017

Sin cole hasta septiembre


Tres días para que se acabe el cole y entonces casi tres meses con los niños en casa. ¡Qué ganas! Y no lo digo con ironía. Lo digo desde el corazón y con mucho deseo de que ocurra. Cuento los minutos para llegue el 22 de junio a la 1 de la tarde para ir a buscar a la Princesa con la satisfacción de que al día siguiente no irá. Ella no lo siente así, le da pena que termine, pero yo no. 
Es verdad que juego con la ventaja de trabajar desde casa. Pero aun así me supondrá un esfuerzo grande poder conciliar mi tiempo con su tiempo y pese a ello, estoy feliz de que acabe el cole. 
Casi tres meses sin horarios, sin deberes, ni trabajos, sin extrascolares, sin ataduras... Casi tres meses para compartir con ella su despertar sin despertador, sus desayunos pausados, sus juegos, su risa, sus besos y arrumacos espontáneos... Tres meses para disfrutar de ella, para ver como crece y como vive. Tres meses para sentir que mi hija es mía (y de su padre) y no de los profes. Tres meses intensos, lo sé, pero plenos.
Así que no me uno a esas voces que se lamentan del fin de curso porque yo tuve una hija para vivir mi vida con ella. Las respeto pero no las comparto. Yo quiero pasar más tiempo con mi hija.   Y ¿tú? ¿Estás tan contentoa como yo?

¡¡FELIZ MARTES!!


lunes, 19 de junio de 2017

Se acabó


Hoy cumplo 45 años y voy a aprovechar para escribir uno de los post más personales que he escrito últimamente, Y lo hago, no porque me sienta mayor, sino porque lo creo necesario por mi misma y por desmitificar esa etapa en la que, oficialmente, he entrado hace unos días: la menopausia. No te creas que no me ha costado dar al botón de publicar, pero ya que lo he hecho me siento muy satisfecha. Parece un tema tabú, como la menstruación cuando te llega, pero creo que debemos informarnos porque tarde o temprano nos llega a todas y debemos afrontar esta nueva etapa sin prejuicios y sin miedos.
Para empezar, voy a corregir el tema de la edad. La menstruación (del griego mens [mensualmente] y pausi [cese]) no es más que un proceso mediante el cual dejamos de producir las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona.) y por lo tanto finaliza la función ovárica terminando así el periodo fértil de la mujer. Aunque me he permitido la licencia de decir que desde hace unos días soy oficialmente menopaúsica, no significa que la menopausia pase de uno día para otro.  Eso es un proceso largo y puede empezar desde los 40 y alargarse hasta los 50 años. Yo empecé con desajustes hace un par de años y no ha sido hasta hace unos días cuando la ginecóloga me confirmó que ya no hay vuelta atrás. Así que por mucho que me lo digan a mi alrededor, no considero que tenga una menopausia precoz y mucho menos me siento vieja.
No está siendo una etapa sencilla. A los cambios funcionales, que quizá sean lo que menos me afecten, se suman otros como la inestabilidad emocional, los cambios físicos, la incertidumbre de cómo serán algunas facetas de mi vida a partir de ahora, como la sexual o mi propia aceptación como mujer menopáusica y la lucha constante con mi propio yo para convencerme de que no soy la Yerma  de Lorca del Siglo XXI.
Así que voy a empezar a escribir periódicamente una serie de post informando de la menopausia y dejando así un trocito de mi yo más íntimo: mitos, verdades, primeros síntomas, cambios corporales, alimentación, hormonas, sofocos....
¿Me acompañas en esta nueva etapa de mi vida (y del blog) en el que el ventilador se ha convertido en mi mejor amigo?

¡¡¡FELIZ LUNES!!!


viernes, 16 de junio de 2017

Viernes dando la nota: Los Rodríguez

Tic, tac, tic, tac.. el reloj no para y ya huele a verano. Cuando llegan estos últimos días de curso me encanta retrotraerme a mis años de universidad. Eran unas semanas duras de entrega de trabajos y exámenes finales pero a la vuelta de la esquina te esperaban casi 3 meses de vacaciones. Días de risas, playa, cervecitas a media tarde, piel bronceada y noches de fiesta. Y de fondo siempre música. Mucho mejor (Hace Calor) de Los Rodríguez perfectamente podría sonar en esos meses de verano. Y ¿por qué he escogido esa y no otra? Creo que es una obviedad.



¡¡FELIZ VIERNES  (a pesar de los 42 grados que anuncian para hoy)!!!

jueves, 15 de junio de 2017

Pescados de temporada: Junio

Llevamos unos días con un calor de muerte. Ya he oído por ahí que, como cada año, estamos en el junio más caluroso de la historia. Y ahora, que debes estar sudando la gota gorda, con temperaturas que no son propias de la primavera, si amigo estamos todavía en primavera, atrévete a decir que esto del cambio climático es un cuento chino. En fin... Y no creas que puedes hacer poco para evitarlo. Reciclar, apagar la luz, no malgastar agua son alguno de los pasos que puedes dar y también cuidar tu alimentación comprando productos de temporada. Haciéndolo no solo cuidarás el medio ambiente, sino que obtendrás alimentos de mejor calidad y más económicos. Dicho lo cual, vamos a por los pescados de temporada:

Besugo 
Anchoa
Atún Rojo
Bonito del Norte
Caballa
Merluza
Mejillón
Melva
Pulpo
Pez de San Pedro
Navaja
Sardina
Salmonete
Rape
Sargo
Si vas a la compra, no te olvides de esta lista. 

¡¡FELIZ JUEVES!!!


miércoles, 14 de junio de 2017

Hoy toca médico: Collar de ámbar para la dentición de los bebés

De un tiempo a esta parte he visto a muchos bebés con un collar de ámbar en el cuello. Lejos de pensar que había un trasfondo detrás, me imaginaba que era fruto de una tendencia que para mi, particularmente, me parece bastante fea porque yo no soy de enjoyar a los niños y mucho menos a los bebés. Pero mira tú por donde no se trata de una moda en si, sino una moda terapéutica. Y es que, según dicen, el ámbar tiene poderes analgésicos que al contacto con la piel del bebé son absorbidos, paliando las molestias propias de la dentición, Para un efecto completo se recomienda que el niño lo lleve siempre, incluso para dormir.
Llegados a este punto, me he querido vestir de Gloria Serra  y llegar al fondo de la noticia.
Por una parte, he investigado el origen de esa creencia de los efectos positivos del ámbar. Este material es una resina fosilizada, normalmente de una conífera (un pino), que contiene ácido succínico que ayuda en el proceso de protección y sanación del árbol cuando es cortado. Parecer ser que esas propiedades pueden ser extrapolables a la raza humana solo con poner la piel en contacto con el material. Otro de los argumentos de la eficacia del collar es el efecto beneficioso que produce el electromagnetismo del material  sobre el sistema nervioso del niño.
Llegado a este punto he consultado a la Doctora sin Zapatillas sobre el acido succínico y el poder electromagnético y ésto es lo que me ha contado:
El ácido succínico, se utiliza para la elaboración de lacas, plásticos e incluso para la fabricación de medicamentos pero no como principio activo sino como excipiente. Por lo tanto no hay una evidencia científica sobre el poder analgésico de este ácido. En cuanto a las propiedades electromagnéticas del ámbar, no es más que una característica propia del material y sus efectos curativos son los mismos que si frotamos un globo hinchado sobre un jersey de lana.
Pero, ¿y los efectos secundarios? Aparentemente un simple collar no tiene porqué tener contraindicaciones pero la Doctora sin Zapatillas nos advierte de lo nocivo que puede ser el uso del famoso collar.
Está probado, y comprobado el peligro de estrangulamiento y asfixia que supone que los bebés lleven este tipo de abalorios.  Cualquier elemento circular alrededor del cuello supone un riesgo de ahogamiento, y más durante la noche que el niño no está vigilado.  Por otra parte, una cuenta se puede soltar o romper, y acabar en la vía respiratoria del bebé produciendo la asfixia. En ambos caso si no hay una intervención rápida de un adulto el bebé puede morir. 
Y si eres de la opinión de que el collar funciona, te voy a decir una cosa. Para que realmente "funcione" el ámbar debe de ser natural. Por lo que asegúrate de que no es sintético o prensado porque no funciona. Esa autenticidad generalmente viene del Báltico, y te va a costar un buen puñado de euros. Con todo ese dinero te puedes hacer con todo tipo de mordedores que seguro aliviarán más a tu peque y de una forma más segura.


¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!! 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...