miércoles, 17 de octubre de 2012

Pérdida de valores

Ayer Lucía, en su blog hablaba de la maternidad y la mala educación. Y lo que venía a decir es que los niños no están exentos de ser personas educadas, por muy niños que sean. Comparto la idea. Pero el problema no radica en que los padres cuiden o no de que sus hijos sean educados porque al fin y al cabo son niños y se les perdona todo. Creo que el meollo de la cuestión está en la crisis que estamos viviendo. Y no en la crisis económica, en la que estamos perdiendo poder adquisitivo, sino en la crisis moral en la que por arte de magia estamos perdiendo los valores. No sé las veces que he ido en Metro y nadie ha cedido el sitio a una embarazada o a un anciano. Por no contar la vez que una madre le reía la gracia a un adolescente que le enseñaba en su teléfono móvil cómo la noche anterior había pintado con sprays un banco del parque o el día que un niño de no más de cuatro años le llamó pxxa a mi Santa Madre por echar una mano a la suya ante una amenaza de rabieta y ésta se justificó diciendo que no había quien se hiciera con el niño. Cualquier día te encuentras con mil y un ejemplo de pérdida de valores, no de niños o adolescentes, sino de adultos. 
Esta semana me trae por la calle de la amargura el jersey del uniforme de la Princesa. El jueves, entre el comedor y la clase de danza, desapareció. La Princesa me dice una y otra vez que una niña de 3 años, compañera de danza, se lo llevó porque aseguraba que era suyo. El jersey iba marcado y bien marcado y es muy difícil que se caiga la etiqueta. Pero nadie sabe nada del jersey. Ni las profesoras, ni la niña, ni el colegio... Si tienes un mínimo de principios y tu hijo trae a casa un jersey nuevo que no es suyo y va marcado, lo mínimo que haces es llevarlo de nuevo al colegio. Pero parece que hemos topado con la familia sin valores y el jersey de 47 euros no aparece. Y digo yo, esos padres, ¿qué valores le van a enseñar a sus hijos?  Esa familia no tendrá valores pero yo de perseverancia voy sobrada. Y os puedo asegurar con no cederé en mi empeño y haré todo lo posible por encontrarlo. Y no por los 47 €, que me duelen como al que más, sino por saber que alguien sin valores se pueda aprovechar de mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...