jueves, 25 de octubre de 2012

Para los Santos, buñuelos

Desde este mismo instante os permito llamarme paleta si queréis. Yo, por el contrario, os puedo llamar horteras. O lo mismo nos callamos y quedamos en tablas. Ahí va la revelación: adoro las tradiciones españolas y no entiendo ese afán por implantar y afianzar costumbres y tradiciones de otros países. Y esto me viene a la cabeza por la saturación de Halloween que tengo desde hace casi un mes. Me parece una fiesta de lo más absurda. Si viviera en EEUU o fuera estadounidense aún lo podría entender pero en España como que no me pega. ¿A santo de que tenemos que disfrazar a los niños? ¿Por qué tengo que hacerme con un arsenal de caramelos para que los niños de la urbanización me den el tostón y no parecer una vieja tacaña, como el primer año que viví en esta casa? Porque es lo que toca. Por los caramelos paso, pero por el disfraz, pasteles y otros motivos en torno a Halloween por ahí no. En el cole de la Princesa no lo celebran, así que eso que me ahorro. Y os puedo asegurar que en estos días en casa no habrá ni piruletas ni salchichas en forma de momia. Ni calabazas, ni esqueletos, ni zombies. En casa nos hartaremos de buñuelos y huesos de santo como toda la vida de Dios.Y que no me piquen que me monto un Don Juan Tenorio a la primera de cambio.  Dicho queda. ¡¡Feliz jueves!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...