lunes, 10 de marzo de 2014

Para ser feliz...

Vuelvo a mi cita diaria después de un fin de semana mágico y reparador. No hemos hecho nada especial. Solo estar los tres juntos, disfrutar del buen tiempo, pasear, montar en bici... El tiempo ha hecho mucho. Yo necesito la luz, el sol, el calor para sentirme bien. Y desde luego, este fin de semana, me he sentido muy pero que muy bien. 
Una de las muchas cosas que hice la semana pasada, fue asistir a la tutoría de la Princesa. Como la bruja pre Navidad se ha convertido de nuevo en Princesa, fue más una visita de cortesía que otra cosa. Lo único que le llama la atención a la tutora en esta nueva etapa es que la Princesa siempre está contenta y a nada dice que no. Es muy complaciente. Ella me comentaba que eso estaba muy bien, pero también había que ver si la niña de verdad hacía las cosas sin importarle o con tal de complacer se sacrificaba. 
Pero anoche, después de evaluar lo fantástico de este fin de semana sin grandes planes, ni espectáculos, ni fiestas... he llegado a la conclusión de la que la niña es muy feliz en el cole, y en casa, y en la calle, y allá donde va. Porque alguno, para ser feliz, quiere un camión, pero esta familia para ser feliz necesita muy poco. 

¡¡FELIZ LUNES Y BUENA SEMANA!!

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo contigo. Hace falta poco para que sean felices y ellos necesitan poco y se nota cuando realmente lo son. Me alegro que vayas disfrutado.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...