lunes, 23 de julio de 2012

Para que irse tan lejos...

Este año toca verano gallego. La verdad es que siguiendo nuestra política domestica de recortes no pensábamos ir de vacas. Pero ante la insistencia y generosidad de Mi Otro Yo y del Doctor Anónimo nos hemos animado a acompañarles. Y aquí estamos, de okupas en la casa que han alquilado. No llevamos ni 48 horas y ya estamos descansados y felices. Estamos en un paraíso entre un monte de eucaliptos y la ría, en una finca con pollos, gallinas, faisanes (o pagos reales gallegos como dice la Princesa), huerto... Eso si, cada uno en su sitio. Vamos, en el paraíso. Y esta mañana, con una temperatura buenísima, con la brisa acompañándome, aspirando el olor de los eucaliptos y viendo la ría me preguntaba. ¿Por qué nos empeñamos en irnos lejos para conocer cosas diferentes si no conocemos España? Tenemos tanto que ver que desconocemos... Aunque creo que es la décima vez que estoy por estos lares seguro que en esta ocasión también descubro cosas nuevas. ¡¡Feliz semana!!

1 comentario:

  1. Te acabo de descubrir (tu blog) y me ha encantado. Sencillo, breve y aún por encima hablas bien de mi adorada Galicia. Yo también lo llamo el Paraíso, porque verdaderamente vivir aquí es un lujo.
    Gracias y encantada de empezar a seguirte.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...